Con frecuencia, solemos asociar la aplicación de keratina al alisado capilar. Con el tratamiento de keratina en Valencia también podemos demostrarte lo beneficioso que puede resultar para cabellos finos y rizados, sin que esta acción suponga un sinónimo de alisado. Gracias a la keratina podemos obtener un pelo con más fuerza y mayor grosor, ya que, fundamentalmente, intentamos reparar los daños producidos en nuestro cabello.

La keratina nos ayudará a eliminar el encrespamiento, tan habitual en los rizos, permitiendo que reconstruyamos nuestra fibra capilar sin perder nuestras ondas. En estos casos, por lo tanto, descartaríamos una keratina que alisara el pelo. Lo que conseguiríamos es un pelo visiblemente más sano, menos quebradizo, con mayor hidratación y un rizo más definido. Si además de estos signos de debilidad tu cabello posee coloración, notarás aún más los resultados, ya que estos casos son los que necesitan una reparación más intensa. 

Por otra parte, debes tener en cuenta que la keratina desaparece con los lavados, de modo que es recomendable aplicar este tratamiento de tres a cuatro meses.

Por lo tanto, si tu pelo necesita una terapia de choque, nuestro tratamiento de keratina en Valencia, puede aportarte ese extra de hidratación y control que buscas, sin tener que renunciar a perder el carácter de tu pelo. No todas las keratinas son iguales, por lo que resulta esencial escoger aquella que se adapte a las demandas de cada cabello.

Notarás unos rizos más suaves y abiertos, con más vitalidad. Posteriormente, deberás protegerlo con el mismo cuidado que antes de la aplicación de este producto, intentando eliminar los champús con sulfatos del lavado capilar, ya que acortarían los efectos del tratamiento.

Si te decides a probarlo, recuerda que en Esther Ruiz Peluquería y Estética nos encargaremos de realizar un diagnóstico personalizado y ofrecerte el tratamiento que tu pelo necesita.